jueves, 28 de abril de 2011




Sádicos, 
como los íncubos y los súcubos, 
están ahí fuera, existen, 
pero la seducción es un simple preludio al festín

nadie sobrevive

No hay comentarios:

Publicar un comentario